- Con tristeza causaba alegría.
+ ¿Era payaso?
- No, era poeta.

Fíjese que cuando sonríe se le forman unas comillas en cada extremo de la boca. Esa, su boca, es mi cita favorita.
Mario Benedetti (via octavioformiglia)
A mí me cuesta ser cariñoso, inclusive en la vida amorosa. Siempre doy menos de lo que tengo. Mi estilo de querer es ése, un poco reticente, reservando, el máximo sólo para las grandes ocasiones. De modo que si siempre estuviera expresando el máximo ¿qué dejaría para esos momentos (siempre hay cuatro o cinco en cada vida, en cada individuo) en que uno debe apelar el corazón en pleno? También siento un leve resquemor frente a lo cursi, y a mí lo cursi me parece justamente eso: andar siempre con el corazón en la mano.

 Mario Benedetti, La tregua

  • Translation: "Being affectionate is hard hard for me, including in my love life. I always give less than what I have. My style of love is a bit reluctant, reserved; its maximum capacity is reserved for the biggest occasions. If I had always expressed my maximum tenacity for love: what would I leave for those special moments (there is always four or five in every individual’s life) when one should submit their heart in its entirety? I also feel a slight resentment towards the cheesy, and to me cheesy seems just that: to walk around with your heart in your sleeve.”

(via wordsnquotes)

¿Qué se puede decir que sea más importante? ¿Y cómo se puede ser violento tratando de las cosas que esperan que uno escriba? Las palabras pueden ser como los rayos X si se emplean adecuadamente: pasan a través de todo. Las lees y te traspasan.
Aldous Huxley - Un mundo feliz (via fragmented-spirit)

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.


— ¿Y qué quieres que haga?
- Solo ven y llévame a tu mundo, sólo eso.

S-u-z-a-n-oo. (via s-u-z-a-n-oo)